Santoral

San Ignacio de Antioquía

San Ignacio de Antioquía

Memoria de san Ignacio, obispo y mártir, que, discípulo del apóstol san Juan, fue el segundo sucesor de san Pedro en la sede de Antioquía, siendo condenado, en tiempo del emperador Trajano, al suplicio de las fieras y trasladado a Roma, donde consumó su glorioso martirio. Durante el viaje, mientras experimentaba la ferocidad de sus centinelas, semejante a la de los leopardos, escribió siete cartas dirigidas a diversas Iglesias, en las cuales exhortaba a los hermanos a servir a Dios unidos con el propio obispo y a que no le impidiesen poder ser inmolado como víctima por Cristo († 107).

Otros santos del día:

  • Conmemoración de san Oseas, profeta, que no sólo con sus palabras, sino con su misma vida mostró al Señor al pueblo infiel de Israel, como Esposo siempre fiel y movido por una misericordia infinita.
  • Conmemoración de los santos Rufo y Zósimo, mártires, de los que san Policarpo, como compañeros de martirio de san Ignacio, confirmó, cuando escribió a los filipenses: “Participaron en la pasión del Señor, no amaron la vida presente, sino a Aquél que por ellos y por todos los hombres murió y resucitó († 107).
  • En África Proconsular, hoy día en Túnez, santos Mártires Volitanos, a los que san Agustín celebró en un sermón († hacia el s. III).
  • En Licópolis, en Egipto, san Juan, eremita, que entre sus muchas virtudes se distinguió por su espíritu profético († s. IV).
  • En Agen, ciudad de Aquitania, actualmente en Francia, san Dulcidio, obispo, que luchó denodadamente por la fe católica contra la herejía arriana († s. V).
  • En la ciudad de Orange, en la Provenza, en la Galia, también en la actual Francia, san Florencio, obispo († hacia el año 524).
  • En Toulouse, de nuevo en la Galia, hoy en Francia, muerte de san Gilberto, abad del Císter, el cual, nacido en Inglaterra, varón ilustre por su saber, defendió a santo Tomás Becket († 1167).
  • En Binaco, en la Lombardía, región de Italia, beato Baltasar Ravaschieri de Clavario, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores († 1492).
  • En la ciudad de Wrexham, en el País de Gales, san Ricardo Gwyn, mártir, que, padre de familia y maestro de escuela, profesaba la fe católica, siendo encarcelado bajo la acusación de convencer a otras personas a la conversión, y, después de repetidas torturas, manteniéndose en su fe, fue ahorcado y, aún respirando, descuartizado († 1584).
  • En Roma, beato Pedro de la Natividad de Santa María Casani, presbítero de la Orden de los Clérigos Regulares de las Escuelas Pías, que orientó sus dotes naturales y de la gracia a la educación de los niños, contento de servir a Dios en los pequeños († 1647).
  • En Paray-le-Monial, en la región de Autun, en Francia, muerte de santa Margarita María Alacoque, virgen, cuya memoria se celebró ayer († 1690).
  • En la región de Laval, también en Francia, beato Jacobo Burin, presbítero y mártir, que durante la Revolución Francesa ejerció su ministerio pastoral a escondidas, debiendo pasar de casa en casa, hasta que fue fusilado mientras sostenía en sus manos el cáliz († 1794).
  • En Valenciennes, ciudad también de Francia, beatas María Natalia de San Luis (María Luisa Josefa) Vanot y cuatro compañeras, vírgenes de la Orden de las Ursulinas y mártires, que durante la Revolución Francesa, por odio a la fe católica, fueron condenadas a muerte y subieron al patíbulo recitando el salmo Miserere († 1794).
  • En la ciudad de Hué, en Annam, hoy en Vietnam, san Isidoro Gagelin, presbítero de la Sociedad de Misiones Extranjeras de París y mártir, que, por su fe en Cristo, fue estrangulado en tiempo del emperador Minh Mang († 1833).
  • En la localidad de Suna, junto al lago Maggiore, en Italia, beato Contardo Ferrini, que, dedicado a la educación de la juventud, superó con la fe y la vida cristiana las ciencias humanas († 1902).
  • En Ciudad Real, en España, beato Fidel Fuidio Rodríguez, religioso de la Sociedad de María y mártir, que,, durante la persecución religiosa, descansó en el Señor al ser fusilado († 1936).
  • En la localidad de La Nucia, cerca de Alicante, también en España, beato Raimundo Esteban Bou Pascual, presbítero y mártir, que durante la misma persecución mereció, cual discípulo fiel, ser redimido por la sangre de Cristo († 1936).
  • En la ciudad de Algemesí, en la región de Valencia, también en España, beata Tarsila Córdoba Belda, mártir, que, siendo madre de familia, pasó a la gloria de Cristo en la misma persecución († 1936).
  • En tembleque, en la provincia de Toledo, también en España, beato Perfecto Carrascosa Santos, presbítero de la Orden de los Frailes Menores y mártir, que fue asesinado durante la misma persecución contra la fe y el sacerdocio († 1936).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on google
Share on email

Días anteriores

En Antioquía, en Siria, hoy Antakya, en Turquía, san Bárlaam, mártir, el cual, aunque rústico e ignorante, pero fortalecido por la sabiduría de Cristo, con

Leer más

La primera de ellas fue edificada por el emperador Constantino sobre el sepulcro de san Pedro en la colina del Vaticano, y al deteriorarse por

Leer más

Memoria de santa Isabel de Hungría, que, siendo casi una niña, se casó con Luis Langradve, de Turingia, a quien dio tres hijos, y, al

Leer más

Santa Margarita, nacida en Hungría y casada con Malcolm III, rey de Escocia, que dio a luz ocho hijos, fue sumamente solícita por el bien

Leer más