Santoral

San Pelayo

San Pelayo

En Córdoba, en la región española de Andalucía, san Pelayo, mártir, que, a los trece años, por querer conservar su fe en Cristo y su castidad ante las costumbres deshonestas de Abd al-Rahmán III, califa de los musulmanes, consumó su martirio glorioso al ser despedazado con tenazas († 925).

Otros santos del día:

  • En Roma, conmemoración de los santos Juan y Pablo, a los que se dedicó una basílica en el monte Celio, en el Clivo Scauro, durante el tiempo del senador Pammaquio († s. IV). 
  • En Trento, en la región de Venecia, región de Italia, san Vigilio, obispo, quien recibió de san Ambrosio de Milán las insignias de su mandato, junto con una instrucción pastoral, se dedicó a evangelizar la región encomendada tratando de extirpar lo que quedaba de la idolatría. Se asegura que consumó su martirio por el nombre de Cristo, golpeado por hombres crueles († 405). 
  • En Nola, de la Campania, también región de Italia, san Deodato, obispo, que sucedió a san Paulino († 405). 
  • En la región de Poitiers, en Aquitania, actualmente en Francia, san Maxencio, abad, insigne por su virtud († hacia el año 515). 
  • En Tesalónica, de Macedonia, actualmente en Grecia, san David, eremita, que pasó casi ochenta años recluido en una celda, fuera de los muros de la ciudad († hacia el año 540). 
  • En Valenciennes, en Austrasia, hoy territorio de Francia, santos Salvio, obispo, y su discípulo, que llegaron a esta región procedentes de Arvernia, y que fueron asesinados bajo Winegardo, señor del lugar († s. VIII). 
  • En Gubbio, en la Umbría, región de Italia, san Rodolfo, obispo, que se dedicó incansablemente a distribuir entre los pobres todo lo que había en su casa († 1064). 
  • En Belley, en Saboya, en la actual Francia, san Antelmo, obispo, monje de la Gran Cartuja, que restauró los edificios destruidos por una gran nevada. Elegido prior, convocó el capítulo general, y designado obispo, se distinguió por su aplicación firme y decidida en la corrección de los clérigos y en la reforma de las costumbres († 1177). 
  • En una nave anclada ante el puerto de Rochefort, en Francia, beato Raimundo Petiniaud de Jourgnac, presbítero y mártir, arcediano de Limoges, que, en tiempos de la Revolución Francesa, por razón de ser sacerdote, fue encarcelado en condiciones pésimas y, víctima de las enfermedades, consumó su martirio († 1794). 
  • En Cambrai, en Francia, beatas Magdalena Fontaine, Francisca Lanel, Teresa Fantou y Juana Gérard, vírgenes y mártires, que, siendo Hijas de la Caridad, durante la Revolución Francesa fueron condenadas a muerte, conduciéndolas al suplicio coronadas con el rosario († 1794). 
  • En la aldea Qianshengzhuang, cerca de la ciudad de Liushuitao, en la provincia de Hebei, en China, san José Ma Taishun, mártir, el cual, siendo médico y catequista, a pesar de que durante la persecución llevada a cabo por la secta de los Yihetuan todos los miembros de su familia abandonasen la fe, él prefirió dar testimonio de Cristo derramando su sangre († 1900). 
  • En Jalisco, en el territorio de Guadalajara, en México, san José María Robles Hurtado, presbítero y mártir, que fue colgado de un árbol durante la persecución contra la Iglesia en tiempo de la Revolución Mexicana († 1927). 
  • En Treviso, en Italia, beato Andrés Jacinto Longhin, obispo, que en las dificultades de la guerra acudió generoso a las necesidades de los prófugos y cautivos, y, en medio de la agitación de su tiempo, con singular solicitud defendió los derechos de los obreros, los agricultores y de todos los necesitados († 1936). 
  • En los bosques de Birok, cerca de la ciudad de Stradch, en la región de Lviv, en Ucrania, beatos Nicolás Konrad, presbítero, y Vladimiro Pryjma, que, bajo un régimen contrario a Dios, dieron testimonio de la esperanza en la resurrección de Cristo sin ningún temor a la muerte († 1941). 
  • En la aldea de Sykhiv, también en la región de Lviv, en Ucrania, beato Andrés Iscak, presbítero y mártir, que en la misma persecución fue fusilado por su fe en Cristo († 1941). 
  • En Beirut, en el Líbano, beato Santiago Ghazir Haddad  (Khalil), presbítero de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos y fundador de la Congregación de las Hermanas Franciscanas de la Cruz en el Líbano († 1954). 
  • En Roma, san Josemaría Escrivá de Balaguer, presbítero, fundador del Opus Dei y de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz († 1975). 

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on google
Share on email

Días anteriores

San Lorenzo de Brindis, presbítero y doctor de la Iglesia, de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos, predicador incansable por varias naciones de Europa,

Leer más

San Apolinar, obispo, que al mismo tiempo que propagaba entre los gentiles las insondables riquezas de Cristo, iba delante de sus ovejas como buen pastor,

Leer más

En Córdoba, en la provincia hispánica de Andalucía, santa Áurea, virgen, hermana de los santos mártires Adolfo y Juan, la cual, en una de las

Leer más

En Doróstoro, en Mesia, hoy Silistra, en Bulgaria, san Emiliano, mártir, que despreciando los edictos de Juliano el Apóstata y las amenazas de su vicario

Leer más