Santoral

San Ruperto

San Ruperto

Fue hijo de un noble franco de ascendencia romana. Desde pequeño se mostró piadoso y ansioso por conocer las cosas de religión. Muy joven entró en un monasterio benedictino. Fue elegido obispo de Worms por unanimidad de los obispos y los príncipes alemanes. Siguió viviendo respetando las penitencias y ayunos de la vida monástica, orando durante largas horas y viviendo en pobreza. Ejerció su apostolado entre los paganos y entre los cristianos relajados, a los que visitaba y predicaba principalmente con el ejemplo de su vida. Fue apresado por unos paganos, mandados por un conde, quienes le azotaron y le expulsaron de la ciudad. Durante los dos años que estuvo fuera de la misma, peregrinó a Roma. Hacia el año 697, el duque de Baviera, enterado de la injusticia que se había cometido con él, le pidió que fuera a su ducado a predicar la fe en Cristo. Evangelizó la región, bautizando al conde y a muchos servidores suyos y a numerosos fieles. Además de predicar la fe se preocupaba por ejercer la caridad, la enseñanza y la organizando industrias para beneficio de la gente. Organizó y revitalizó la producción de la sal en Salburgo, que estableció como la sede episcopal. Construyó la catedral de san Pedro y se rodeó de misioneros celosos y de vida ejemplar, entre los que contó con varios santos. Fundó iglesias y monasterios para mantener viva la fe y el culto. Murió el 27 de marzo del año 718, domingo de pascua.

Otros santos del día:

• En la región Septempedana (hoy San Severino Marche), del Piceno, en Italia, beato Peregrino de Falerone, presbítero, que fue uno de los primeros discípulos de san Francisco y que, peregrino en Tierra Santa, resultó admirado incluso por los sarracenos († 1232). 

• En Quarona, junto a Novara, del Piamonte, en Italia, beata Panacea de Muzzi, virgen y mártir, que, a los quince años de edad, estando orando en la iglesia, fue asesinada por su propia madrastra, que siempre la atormentaba († 1383). 

• En Anglet, Francia, beato Luis Eduardo Cestac, sacerdote diocesano, fundador del Instituto de las Siervas de María de Anglet ( 1868).

• En Turín, también en el Piamonte, beato Francisco Faá di Bruno, presbítero, que unió la ciencia de las matemáticas y de la física con la práctica de las obras de caridad († 1888). 

• En Venasque, Francia, beato María Eugenio del Niño Jesús Grialou (Enrique), sacerdote profeso de la Orden de los Carmelitas Descalzos, fundador del Instituto Secular de Nuestra Señora de la Vida († 1967).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on google
Share on email

Días anteriores

En Marsella, de la Provenza, en Francia, san Carlos Eugenio de Mazenod, obispo, quien fundó los Misioneros Oblatos de María Inmaculada para evangelizar a los

Leer más

San Bernardino de Siena, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, quien, con la palabra y el ejemplo, fue evangelizando por pueblos y ciudades

Leer más

En Rocca di Funone, cerca de Alatri, en el Lacio, región de Italia, muerte de san Pedro Celestino, el cual, después de haber abrazado la

Leer más

San Juan I, papa y mártir, quien, habiendo sido enviado por el rey arriano Teodorico en embajada al emperador Justino de Constantinopla, fue el primer

Leer más