Imagen del día

Una ley inmoral, nadie tiene que cumplirla - San Óscar Romero

A lo largo de los siglos, muchos hermanos nuestros en la fe han demostrado, Señor, que eran fieles a tu mensaje. Muchos han sido valientes al dar la vida humana por defenderte ante los hombres, alabando tu nombre y ayudando a los demás. Que ellos sean el ejemplo que debemos seguir, siendo rebeldes, si necesario fuere, para plantarnos ante quienes tratan de imponernos normas injustas o comportamientos que no son los correctos. Que no tengamos reparo alguno en decir “no” a tantas injusticias que se cometen.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on google
Share on email

Días anteriores

Querer practicar la caridad con unas personas que nos caen bien y no con otras, no es de buenos cristianos. Ni siquiera puede llamarse caridad

Leer más

Un cristiano comprometido en mejorar la vida de los demás no descuida la oración. Al contrario, de ella se alimenta para llevar a cabo la

Leer más

Hay que poner todo el amor en lo que hacemos, aunque nos parezca que es una insignificancia. Dar las gracias cuando nos ofrecen algo, por

Leer más

No es nada bueno quedarse cruzados de brazos, sin hacer nada. Porque las personas ociosas, que no saben qué hacer o no quieren realizar ninguna

Leer más

La paciencia de Jesús con cada uno de nosotros es inmensa. Nunca nos da por perdidos, aunque cometamos las mayores barrabasadas. Siempre nos espera. Con

Leer más

La alegría de ser cristianos ha de palparse en nuestro vivir diario. Que los que nos rodean lo puedan descubrir a través de lo que

Leer más