Santoral

Santo Toribio Romo

Nació en un rancho del municipio de Jalostotitlán (México), en 1900. Ordenado sacerdote con 22 años (obtuvo el permiso de la Santa Sede por ser tan joven), realizó su actividad pastoral en varias ciudades mejicanas. Se dedicaba a enseñar el catecismo, propagar la devoción eucarística y al apostolado con los obreros. La persecución religiosa contra los cristianos de aquel país le obligó a esconderse y a realizar sus actividades sacerdotales clandestinamente, en Tequila (Jalisco), donde había sido enviado como párroco. En la madrugada del 25 de febrero de 1928, una tropa de soldados y agraristas entró en la casa donde dormía, y, al reconocerle como sacerdote, lo acribillaron mientras lo insultaban. Fue canonizado por san Juan Pablo II en mayo del 2000.

Otros santos del día:

• En Perge, en Pamfilia, en la actual Turquía, pasión de san Néstor, obispo de Magido y mártir, que en tiempo de la persecución bajo el emperador Decio fue condenado por el prefecto de la provincia a ser clavado en una cruz, para que sufriese la misma pena que el Crucificado a quien confesaba († hacia el año 250).

• En Nazianzo, de la región de Capadocia, hoy Nenizi, en Turquía, san Cesáreo, médico, hermano de san Gregorio Nazianceno († 369).

• En Malbode, en la Galia Bélgica, actualmente en Francia, santa Aldetrudis, virgen y abadesa († 526).

• En el monasterio de Heidenheim, en la región alemana de Franconia, santa Waldburgis, abadesa, cuyos hermanos, los santos Bonifacio, Willibaldo y Winebaldo, la convencieron para que pasase de Inglaterra a Germania, donde rigió aquel monasterio, doble de monjas y monjes († 779).

• En Agrigento, en Sicilia, regiñón de Italia, san Gerlando, obispo, que organizó su Iglesia tras ser recuperada de manos de los sarracenos († 1100).

• En el priorato de Ursano, en la región de Bourges, en Aquitania, actualmente en Francia, tránsito del beato Roberto de Arbrisel, presbítero, que, predicando públicamente la conversión de las costumbres, reunió mujeres y hombres en el monasterio doble de Fontevrault, que fue gobernado por una abadesa († 1116).

• En Luca, de la Toscana, regiñón de Italia, beato Avertano, peregrino, religioso de la Orden de los Carmelitas († hacia el año 1386).

• En Puebla de los Ángeles, en México, beato Sebastián Aparicio, que, siendo pastor de ovejas, pasó de España a México, donde reunió con su trabajo una notable fortuna con la que ayudó a los pobres y, habiendo enviudado dos veces, fue recibido como hermano en la Orden de los Hermanos Menores, en la cual falleció casi centenario († 1600).

• En Osaka, en Japón, beato Diego Yuki Ryosetsu, presbítero de la Compañía de Jesús y mártir († 1636). 

• En Lauria, en la Lucania, hoy Basilicata, en Italia, beato Domingo Lentini, presbítero, que en su lugar de origen y hasta su muerte ejerció un fructuoso y variado ministerio, cimentado en una vida de humildad, oración y penitencia († 1828).

• En el pueblo de Mdina, en la isla de Malta, beata María Adeodata (María Teresa) Pisani, virgen de la Orden de San Benito y abadesa del monasterio de San Pedro, que, administrando sabiamente su tiempo, a la vez que cumplía su propia misión mostraba su interés por los pobres y abandonados, contribuyendo así al bien de la comunidad († 1855).

• En la ciudad de Xilianxian, en la provincia china de Guangxi, san Lorenzo Bai Xiaoman, mártir, artesano y neófito, que prefirió ser azotado y degollado antes que negar a Cristo († 1856).

• En Toledo, en España, beato Ciriaco María Sancha y Hervás, obispo y fundador de la Congregación de las Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha (1909).

• Junto al río Beijiang, cerca de la ciudad de Shiuchow, en la provincia china de Guanddong, santos mártires Luis Versiglia, obispo, y Calixto Caravario, presbítero, de la Sociedad Salesiana, que sufrieron el martirio por causa de su acción pastoral en favor de las personas que les estaban confiadas († 1930).

• En La Plata, ciudad de Argentina, beata María Ludovica De Angelis (Antonina), virgen de la Congregación de Nuestra Señora de la Misericordia, que se dedicó con espíritu materno al cuidado y formación de los niños y los enfermos y por su diligente atención a los necesitados de un hospital, se mostró como una señal de la bondad de Dios (†1962). 

• Camino a Indore, en la India, beata Rani María Vattalil (Mariam), religiosa profesa de la Congregación de las Hermanas Clarisas Franciscanas; asesinada por odio a la fe († 1995).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Días anteriores

Memoria de san Francisco, el cual, después de una juventud despreocupada, se convirtió a la vida evangélica en Asís, localidad de la Umbría, región de

Leer más

En Roma, san Francisco de Borja, presbítero, que, muerta su mujer, con quien había tenido ocho hijos, ingresó en la Compañía de Jesús y, pese

Leer más

Memoria de los santos Ángeles Custodios, que llamados ante todo a contemplar en la gloria el rostro del Señor, han recibido también una función en

Leer más

Memoria de santa Teresa del Niño Jesús, virgen y doctora de la Iglesia, que entró aún muy joven en el monasterio de las Carmelitas Descalzas

Leer más