Santoral

San Pantaleón

En Nicomedia, de Bitinia, hoy Izmit, en Turquía, san Pantaleón o Pantalaimón, mártir, venerado en Oriente como médico que ejercía su arte sin retribución alguna († hacia el año 305).

Otros santos del día:• Conmemoración de los Siete Santos Durmientes, que, como cuenta la tradición, habiendo sido martirizados, descansan en paz en Éfeso esperando el día de la resurrección.

• En Lons-le-Saulnier, en los montes del Jura, en Francia, san Desiderato, que se cree fue obispo de Besançon († s. V).

• En Roma, en el cementerio de Priscila, en la vía Salaria, san Celestino I, papa, que se preocupó de que la Iglesia se mantuviese en la verdadera fe y ampliase sus límites, instituyó el episcopado en Gran Bretaña e Irlanda y promovió la celebración del Concilio de Éfeso, en el que se condenó a Nestorio y se saludó a María como Madre de Dios († 432).

• Cerca de Antioquía, en Siria, san Simeón, monje, que durante muchos años vivió sobre una columna, por lo que recibió el sobrenombre de “Estilita”, y cuya vida y trato con todos fueron admirables († 459).

• En Loches, pueblo de la Touraine, junto al río Indre, en Francia, san Urso, abad, padre de muchos cenobios, célebre por su abstinencia y sus virtudes († s. V/VI).

• En Ravena, en la vía Flaminia, hoy en Remigia Romana, región de Italia, san Eclesio, obispo, que compartió con el papa san Juan I los atroces sufrimientos causados por el rey Teodorico, sobreviviendo tan sólo él y consiguiendo que su Iglesia adquiriese nuevo esplendor († hacia el año 532).

• En Béarn, en la región de los Pirineos vasco franceses, san Galactorio, honrado como obispo y como mártir en Lescar († s. VI).

• En Mantinea, cerca de Claudiópolis, en la Honoríada, territorio de Anatolia, hoy en Turquía, santa Antusa, monja, que, siendo emperador Constantino Coprónimo, por defender el culto de las sagradas imágenes, después de sufrir la pena de los azotes fue desterrada, pero vuelta a la patria, murió en paz († s. VIII).

• En Córdoba, en la provincia hispánica de Andalucía, santos mártires Jorge, diácono y monje originario de Siria, Aurelio y Sabigótona, esposos, y Félix y Liliosa, esposos también, que, en la persecución desencadenada por los sarracenos, deseando dar testimonio de su fe cristiana, no cesaron de alabar a Cristo en la cárcel, donde fueron finalmente decapitados († 852).

• En Ochrida, en el Ilírico, en la actual Macedonia, san Clemente, obispo de Velica, insigne por su erudición y por sus conocimientos de las ciencias sagradas, que llevó la luz de la fe al pueblo búlgaro. Se conmemoran con él a los santos obispos Gorazdo, Nahum, Sabas y Angelario, continuadores en Bulgaria de la obra de los santos Cirilo y Metodio († s. IX/X).

• En el cenobio de Garsten, en Estiria, hoy en Austria, beato Bertoldo, abad, que estuvo siempre dispuesto a aconsejar a quienes se lo pedían y a favorecer a los necesitados que acudían a él († 1142).

• En Piacenza, ciudad de la Emilia-Romaña, región de Italia, beato Raimundo Palmerio, padre de familia, que, al quedar privado de su esposa y de sus hijos, fundó un albergue para recibir a los pobres († 1200).

• En Faenza, en la Emilia-Romaña también, beato Nevolone, insigne por sus santas peregrinaciones, por su austeridad y por la práctica de la vida eremítica († 1280).

• En Amelia, de la Umbría, también región de Italia, beata Lucía Bufalari, virgen, hermana del beato Juan de Rieti, oblata de la Orden de San Agustín, ilustre por sus penitencias y por su celo en salvar almas († hacia el año 1350).

• En la ciudad de Stafford, en Inglaterra, beato Roberto Suton, presbítero y mártir, ahorcado en tiempo de Isabel I por ser sacerdote († 1588).

• En Beaumaris, del País de Gales, beato Guillermo Davies, presbítero y mártir, que, durante la misma persecución, sólo por ser sacerdote, orando por los presentes sufrió el mismo suplicio († 1593).

• En Brescia, en la Lombardía, región de Italia, beata María Magdalena Martinengo, abadesa de la Orden de las Clarisas Capuchinas, insigne por su abstinencia († 1737).

• En San Jorge de Cremano, ciudad de la provincia de Nápoles, en Italia, beata María de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo Tarallo (María de Gracia), religiosa de la Congregación de las Religiosas Crucificadas Adoradoras de la Eucaristía († 1912).

• En Olleria, pueblo de la provincia de Valencia, en España, beato Joaquín Vilanova Camallonga, presbítero y mártir, que en tiempo de persecución contra la fe consiguió la gloria celestial († 1936).

• En el pueblo de Llisà, cerca de Barcelona, en España también, beato Modesto Vegas Vegas, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales y mártir, que derramó su sangre por Cristo durante la misma persecución († 1936).

• En Barcelona, también en España, beatos Felipe Hernández Martínez, Zacarías Abadía Buesa y Santiago Ortiz Alzueta, religiosos de la Sociedad Salesiana y mártires, que sufrieron el martirio durante la mencionada persecución († 1936).

• En Guadalajara, también en España, beato Andrés Jiménez Galera, presbítero de la Sociedad Salesiana y mártir, que consumió gloriosamente el combate de la fe durante la misma persecución religiosa († 1936).

• En Las Emes de Belinchón, cerca de Cuenca, también en España, beatos mártires Antolín Astorga Díaz, Enrique Bernardino Francisco Serra Chorro, José Aurelio Calleja del Hierro y José Gutiérrez Arranz, presbíteros de la Orden de San Agustín; y Vicente Toledano Valenciano, presbítero de la diócesis de Cuenca, que pasaron a la gloria celestial después de haber dado un inquebrantable testimonio de fe en Cristo († 1936).

• En Munera, en la provincia de Albacete, también en España, beato Joaquín de la Madrid Arespacochaga, presbítero de la diócesis de Toledo y mártir, que dio un supremo testimonio de Cristo durante la misma persecución contra la fe cristiana († 1936).

• En Balsareny, localidad de Cataluña, también en España, beatos Francisco Magino Tost Llaveria (Antonio) y Raimundo Eloy Serra Rovina (Narciso), religiosos de la Congregación de las Escuelas Cristianas y mártires, que, por el combate del martirio, alcanzaron la imperecedera corona de la gloria († 1936).

• En San Fructuoso de Bages, localidad de Cataluña, también en España, beato Honesto María Pujol Espinalt (Francisco), religioso de la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y mártir, que, en la misma persecución, fue asesinado por causa de su fe († 1936).

• En Vallvidrera, en Cataluña, también en España, beatas Raimunda Fossas Romans, Adelfa Soro Bó, Teresa Prats Martí, Otilia Alonso González y Raimunda Perramón Vila, vírgenes de la Congregación de las Hermanas Dominicas de la Anunciata y mártires, que, con las lámparas encendidas, fueron dignas de entrar en la cena eterna de Cristo († 1936).

• En Oswiecimo Auschwitz, lugar cercano a Cracovia, en Polonia, beata María Clemente de Jesús Crucificado Staszewska, virgen de la Orden de Santa Úrsula y mártir, que, internada en un campo de exterminio por odio a la fe, murió a causa de los terribles tormentos a los que fue sometida († 1943).

• En Iluro (hoy Mataró), cerca de Barcelona, en la Hispania Tarraconense, memoria de las santas Juliana y Semproniana, mártires.

• En Nicomedia, memoria de san Hermolao, presbítero y mártir († hacia el año 305).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Días anteriores

San Antonio María Zaccaria, presbítero, fundador de la Congregación de los Clérigos Regulares de San Pablo o Barnabitas, para la reforma de las costumbres de

Leer más

Santa Isabel, reina de Portugal, admirable por su desvelo en conseguir que hiciesen las paces reyes enfrentados y por su caridad en favor de los

Leer más

Fiesta de santo Tomás, apóstol, que cuando los otros discípulos le anunciaron que Jesús había resucitado, no lo creyó, pero cuando Jesús le mostró su

Leer más

En Lecce, en la Apulia, también región de Italia, san Bernardino Realino, presbítero de la Compañía de Jesús, ilustre por su caridad y su benignidad,

Leer más