Santoral

San Sarbello Makhlüe

San Sarbelio (José) Makhluf, presbítero de la Orden de los Maronitas Libaneses, que, por amor a la soledad y para alcanzar la más alta perfección, dejó el cenobio de Annaya, en el Líbano, y se retiró al desierto, en el que sirvió a Dios día y noche, viviendo con gran austeridad, ayunando y orando († 1898).

Otros santos del día:

• En Bolsena, ciudad de la Toscana, en el Lacio, región de Italia, santa Cristina, virgen y mártir.

• En Amiterno, en la Sabina, en la vía Salaria, también en Italia, san Victorino, mártir († hacia el s. IV).

• En Tauriano, de Calabria, también en Italia, san Fantino el Viejo, de sobrenombre “Taumaturgo” († s. IV).

• En la Tebaida, en Egipto, santa Eufrasia, virgen, que, siendo de familia senatorial, optó por hacer vida eremítica en el desierto, en humildad, pobreza y obediencia († s. V).

• En Ardmore, en la provincia irlandesa de Momonia, hoy Waterford, san Declano, a quien esta Iglesia celebra con gran devoción como su primer obispo († hacia el s. V).

• En la región de Albi, de Aquitania, hoy en Francia, santa Sigolena, religiosa († hacia el s. VI).

• En Rusia, santos Boris y Gleb, mártires, príncipes de Rus e hijos de san Vladimiro, que prefirieron morir antes que oponerse por la fuerza a su hermano Svatopolk. Boris consiguió la palma del martirio cerca de Pereislavia, junto al río Altam, y Gleb, poco después, junto al río Dneper, cerca de Smolensko († 1015).

• En Rieti, ciudad de la Sabina, actualmente en el Lacio, región de Italia, san Balduíno, abad, discípulo de san Bernardo en el monasterio de Claraval, que fue enviado por el mismo san Bernardo a esta ciudad para fundar y regir el monasterio de San Mateo sub Lacu († 1140).

• En Ferrara, ciudad de la Emilia, región de Italia, beato Juan de Tossignano Tavelli, obispo, de la Orden de los Jesuatos († 1146).

• En Colonia, de la Lotaringia, actualmente en Alemania, traslación de los tres magos, sabios procedentes de Oriente, que fueron a Belén para ofrecer dones y contemplar en un niño el misterio insondable del Unigénito († 1162).

• En el convento de Saint-Trond, en Brabante, actualmente en Bélgica, beata Cristina, virgen, llamada la “Admirable”, porque en ella obró Dios cosas realmente admirables, tanto en su cuerpo, pues tuvo que sufrir mucho, como en su alma, enriquecida con fenómenos místicos († hacia el año 1224).

• En Stary Sacz, de Tarnow, en Polonia, santa Kinga o Cunegunda, hija del rey de Hungría y casada con el príncipe Boleslao, la cual, de acuerdo con su esposo, conservó su virginidad y, muerto éste, profesó la vida religiosa bajo la Regla de Santa Clara, en el monasterio fundado por ella misma († 1293).

• En l ìAquila, en la región Vestina, actualmente en los Abruzos, región de Italia, beato Antonio Torriani, presbítero de la Orden de los Ermitaños de San Agustín, médico de cuerpos y almas († 1494).

• En Orbe, de Saboya, hoy en el cantón de Vaud, actualmente en Francia, beata Luisa, religiosa, hija del duque beato Amadeo, que contrajo matrimonio con el príncipe Hugo de Châlon-Arlay y, fallecido éste, profesó la Regla de Santa Clara, reformada por santa Coleta, viviendo fielmente y con humildad la vida religiosa († 1503).

• En la ciudad de Derby, en Inglaterra, beatos Nicolás Garlick, Roberto Ludlam y Ricardo Simpson, presbíteros y mártires, que, reinando Isabel I, después de haber sufrido toda clase de vejaciones por ser sacerdotes, fueron decapitados, alcanzando así la gloria celestial († 1588).

• En Newcastle, junto al Tyne, también en Inglaterra, beato José Lambton, presbítero y mártir, que, no contando más que veinticuatro años, por ser sacerdote fue atrozmente descuartizado († 1592).

• En Durhan, en Inglaterra también, san Juan Boste, presbítero, que, siendo reina la misma Isabel I, por ser sacerdote sufrió el martirio y ante el juez no cesó de dar ánimos a sus compañeros († 1594).

• En Córdoba, en España, beato Cristóbal de Santa Catalina (Cristóbal) Fernández Valladolid, presbítero de la Orden Tercera Regular de san Francisco, que fue capellán militar, después se hizo ermitaño y por fin se dedicó al apostolado y asistencia entre los pobres y los enfermos, para los cuales fundó la Congregación Hospitalaria de Jesús Nazareno († 1690).

• En la ciudad de Nam Dinh, en Tonquín, actualmente en Vietnam, san José Fernández, presbítero de la Orden de Predicadores y mártir, decapitado a causa de su fe en Cristo, siendo emperador Minh Mang († 1838).

• En Nápoles, ciudad de la Campania, región de Italia, beato Modestino de Jesús y de María (Domingo) Mazzarello, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, que, cercano siempre a toda clase de pobres y afligidos, al asistir a los moribundos en tiempo de cólera murió contagiado de la misma enfermedad († 1854).

• En la ciudad de Guadalajara, en España, beatas María Pilar de San Francisco Borja (Jacoba) Martínez García, Teresa del Niño Jesús (Eusebia) García y García, y María Ángeles de San José (Marciana) Valtierra Tordesillas, carmelitas descalzas, vírgenes y mártires, todas ellas coronadas con el martirio durante la guerra, mientras aclamaban a Cristo, su Esposo († 1936).

• En Barcelona, también en España, beata María de la Merced Prat, de la Sociedad de Santa Teresa de Jesús, virgen y mártir, que durante la misma contienda fue condenada a muerte por ser religiosa († 1936).

• En Barcelona igualmente, beato Javier Bordas Piferrer, religioso salesiano, que con su martirio testimonió claramente que era discípulo del divino Maestro († 1936).

• En Ronda, provincia de Málaga, en España, beatos Antonio Enrique Canut Isús y Antonio Torrero Luque, presbíteros de la Sociedad Salesiana y mártires, que, durante la persecución contra la fe, fueron asesinados y recibieron la recompensa del señor († 1936).

• En Barcelona, también en España, beato Indalecio María (Marcos), Morón Casas, de la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas y mártir, que, durante la misma persecución contra la fe, combatió por Cristo un glorioso combate († 1936).

• También en Barcelona, beatos Jaime de Santa Teresa Gascón Bordás y Romualdo de Santa Catalina Gillami Rodó (José), presbíteros de la Orden de los Carmelitas Descalzos y mártires, que, durante la misma persecución, como discípulos fieles merecieron la salvación en la sangre de Cristo († 1936).

• En Hospitalet de Llobregat, ciudad de la provincia de Barcelona, también en España, beato Miguel Peiró Victori, de la Orden Tercera de Santo Domingo y mártir, que, en la misma persecución contra la Iglesia, confirmó con su sangre su fidelidad al Señor († 1936).

• En Madrid, en España, beato José Joaquín Esnaola Urteaga, presbítero de la Orden de San Agustín y mártir, que, aceptando fielmente las palabras de Jesús, en la misma persecución contra le fe, por su muerte pasó a la vida gloriosa († 1936).

• También en Madrid, beatos Juan Antonio Pérez Mayo, presbítero de la Congregación de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada y compañeros, mártires, que, durante la misma persecución contra la fe cristiana, derramaron su sangre por Cristo († 1936).

• En Ávila, en España, beato José Máximo Moro Briz y cuatro compañeros sacerdotes, asesinados por odio a la fe ( 1936)

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Días anteriores

Santa María Goretti, virgen y mártir, que, en una época infantil dura, donde se vio en la necesidad de ayudar a su madre en las

Leer más

San Antonio María Zaccaria, presbítero, fundador de la Congregación de los Clérigos Regulares de San Pablo o Barnabitas, para la reforma de las costumbres de

Leer más

Santa Isabel, reina de Portugal, admirable por su desvelo en conseguir que hiciesen las paces reyes enfrentados y por su caridad en favor de los

Leer más

Fiesta de santo Tomás, apóstol, que cuando los otros discípulos le anunciaron que Jesús había resucitado, no lo creyó, pero cuando Jesús le mostró su

Leer más