Imagen del día

Somos poca cosa y poco podemos hacer. Muy poco. Pero debemos ser conscientes de que, gota a gota, un vaso termina por estar lleno. Lo que importa es sumar, apoyar todo lo que de bueno surja en nuestro entorno. No apartarnos de la responsabilidad que tenemos de construir una sociedad mejor. Aunque no hagamos grandes cosas, que no las haremos. Pero si sumamos nuestras manos a las de otros, seguramente que llegaremos a transformar muchas situaciones de injusticia. Convenzámonos de que, pese a nuestra poca fuerza también ésta es necesaria.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Días anteriores

No hemos sido colocados en la sociedad de la que formamos parte para vivir aislados. Ni para que gire todo en torno nuestro. El cristiano

Leer más

Sin caridad, estamos lejos de lo que Jesús nos pidió que hiciéramos. Cada uno de los cristianos tibios tenemos nuestra parte de responsabilidad en que

Leer más

Como seguidores de Cristo estamos llamados a promover la paz. En todos los ambientes en los que nos movemos. Convencidos de que con el uso

Leer más

¿Somos nosotros de esos que se alegran sinceramente del bien de los demás? ¿O acaso nos disgusta que los otros puedan conseguir lo que nosotros

Leer más

Los santos nos llaman constantemente a seguir al Señor como Él quiere que le sigamos: sirviendo a los más necesitados. No hay otro camino si

Leer más

Nunca deberíamos cansarnos de intentar acercarnos más a Dios a través del amor a nuestros hermanos. Porque un cristiano que lo es de verdad, no

Leer más