Parroquia

La Santísima Trinidad (Málaga)

Imagen del día

La ayuda divina acompaña a quienes la piden de corazón, humilde y devotamente - San Buenaventura

Para ser mejores personas y para poder ayudar cristianamente a los demás, necesitamos la fuerza que solamente procede de Dios. Nosotros somos poca cosa, estamos llenos de defectos y nuestra debilidad es muy grande. Si asumimos esta realidad, lo correcto es acudir humildemente al Señor a pedirle que nos eche una mano. Porque solamente Él lo hará. Nunca seremos defraudados, si ponemos nuestro corazón en sus manos y le encomendamos nuestros proyectos para que Él los dirija. Nos lo ha prometido y nunca defrauda a los que a Él se acercan.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Días anteriores

Las obras de amor al prójimo son la manifestación externa más perfecta de la gracia interior del Espíritu – Papa Francisco

Hacer bien al otro, al prójimo, sea éste cercano o desconocido, es lo correcto. Y hacerlo por amor, desinteresadamente, sabedores de que es lo que

Leer más
Hay que cuidarse del orgullo, porque el orgullo envilece cualquier cosa – Santa Teresa de Calcuta

Podemos hacer grandes cosas. Podemos llegar a metas elevadas. Podemos alcanzar altas cotas de sabiduría. Podemos despertar admiración y envidia entre los que nos rodean…

Leer más
Olvida los favores hechos, pero no los recibidos – San Juan Bosco

Nos gusta que reconozcan lo que hacemos bien, que nos den las gracias si hemos ayudado en algo o a alguien. Pero no es lo

Leer más
Se paciente con todo el mundo; pero sobre todo contigo mismo – San Francisco de Sales

La paciencia es una virtud muy frágil. Nos cuesta a todos ponerla en práctica en muchos momentos de nuestra vida diaria. Solemos caer en la

Leer más
Una contrición es más eficaz que mil flagelaciones – San Isidoro de Sevilla

Arrepentirnos de haber tenido mal comportamiento con los demás y pedir perdón por ello a quienes hayamos causado daño es lo mejor que podemos hacer.

Leer más
La revolución del amor comienza con una sonrisa – Santa Teresa de Calcuta

A menudo nos afanamos en buscar la manera de transformar nuestra sociedad para que sea mejor y para esto solamente encontramos inconvenientes. Nos parece tarea

Leer más