Parroquia

La Santísima Trinidad (Málaga)

Imagen del día

No defiende una muralla lo que aguanta un corazón que cree - Beato Manuel Lozano Garrido

Si la fe es capaz de mover montañas, ¿por qué dudar de que todo lo podemos conseguir confiando en quien vino a salvarnos de nuestras miserias? A menudo no logramos llegar a la meta porque desconfiamos de que, aunque somos pequeña cosa, si contamos con Él, llegaremos hasta el final, aunque nuestras fuerzas sean limitadas. Si creemos de verdad, actuaremos en consecuencia y seremos capaces de hacer maravillas.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Días anteriores

Comienza haciendo lo que es necesario, después lo que es posible y de repente estarás haciendo lo imposible  – San Francisco de Asís

La fuerza interior, si está dirigida desde el Señor, nos lleva a construir, paso a paso, pero sin desmayo. Lo importante es comenzar y perseverar.

Leer más
Lo que de bueno hiciereis con discreción, eso es virtud – San Isidoro de Sevilla

Hacer el bien es saludable, pero no lo es tanto si lo hacemos para que nos vean, lo reconozcan y nos estimen o nos alaben.

Leer más
No podemos traspasar los lazos de nuestro ángel guardián, resignado o resentido, siempre escuchará nuestros suspiros – San Agustín

Sí, el guardián que nos ha sido asignado personalmente por el Señor está siempre a nuestro lado y nos acompaña en todo momento. Otra cosa

Leer más
La vida es un instante entre dos eternidades – Santa Teresita del Niño Jesús

Que la vida es corta, cual un breve suspiro, es una realidad patente. De ahí la importancia que tiene el que, como criaturas de Dios

Leer más
El amor que no puede sufrir no es digno de ese nombre – Santa Clara de Asís

A veces confundimos el amor con otras muchas cosas que los hombres hemos inventado para justificar nuestros egoísmos personales. Quien ama de verdad tiene que

Leer más
La Iglesia tiene que ser el lugar de la misericordia gratuita – Papa Francisco

Como miembros de la Iglesia que fundó Cristo, estamos llamados a ser misericordiosos con los demás, creyentes o no, pecadores o santos, y a mostrarles

Leer más