Santoral

Natividad del Señor

Pasados innumerables siglos desde de la creación del mundo, cuando en el principio Dios creó el cielo y la tierra y formó al hombre a su imagen; después también de muchos siglos, desde que el Altísimo pusiera su arco en las nubes tras el diluvio como signo de alianza y de paz; veintiún siglos después de la emigración de Abrahán, nuestro padre en la fe, de Ur de Caldea; trece siglos después de la salida del pueblo de Israel de Egipto bajo la guía de Moisés; cerca de mil años después de que David fue ungido como rey, en la semana sesenta y cinco según la profecía de Daniel; en la Olimpíada ciento noventa y cuatro, el año setecientos cincuenta y dos de la fundación de la Urbe, el año cuarenta y dos del imperio de César Octavio Augusto; estando todo el orbe en paz, Jesucristo, Dios eterno e Hijo del eterno Padre, queriendo consagrar el mundo con su piadosísima venida, concebido del Espíritu Santo, nueve meses después de su concepción, nace en Belén de Judea, hecho hombre, de María Virgen: la Natividad de nuestro Señor Jesucristo según la carne.

Otros santos del día:

• En Roma, conmemoración de santa Anastasia, mártir de Sirmio, en Panonia, hoy Sremska Mitrovica, en la actual Servia († s. III/IV).

• También en Roma, en el cementerio de Aproniano, en la vía Latina, santa Eugenia, mártir († s. III/IV).

• También en Roma, en la vía Latina, santos Jovino y Basileo, mártires († s. III/IV).

• En el monasterio de Cluny, en la Borgoña, región de Francia, beato Pedro el Venerable, abad, que rigió la Orden monástica según los preceptos de la primitiva observancia y compuso muchos tratados († 1156).

• En San Severino, en Las Marcas, región de Italia, beato Bentivolio de Bonis, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, eximio predicador († 1232).

• En Barcelona, en España, san Pedro Nolasco, presbítero, quien con san Ramón de Penyafort y el rey Jaime I de Aragón fundó, según se cree, la orden de la Bienaventurada María de la Merced, para la redención de los cautivos. Se entregó ardientemente con trabajo y esfuerzo a procurar la paz y a liberar del yugo de la esclavitud a los cristianos, en tiempo de los infieles († 1258). Su fiesta se celebra el

6 de mayo.

• En la ciudad de Unzen, en Japón, beato Miguel Nakasima, religioso de la Compañía de Jesús y mártir, el cual, siendo catequista, a causa de su fe en Cristo, fue sumergido en agua hirviendo, consiguiendo así la corona del martirio († 1628).

• En Rivarolo, en el Piamonte, región de Italia, beata Antonia María Verna, virgen, fundadora de la Congregación de las Hermanas de la Caridad del Inmaculado Corazón de Lurea († 1838).

• En Roma, beata María de los Apóstoles (María Teresa) von Wüllenweber, virgen, alemana de origen, que, inflamada por el ardor misionero, fundó el Instituto de las Hermanas del Divino Salvador, en Tívoli, en el Lacio († 1907).

• En Cracovia, en Polonia, san Alberto (Adán) Chmielowski, religioso, célebre pintor, el cual se entregó a los pobres procurando ser bueno con todos y fundó las Congregaciones de Hermanos y Hermanas de la Tercera Orden de San Francisco, para asistir a los pobres († 1916).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Días anteriores

Memoria de san Maximiliano María (Raimundo) Kolbe, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales y mártir, que fue fundador de la Milicia de

Leer más

Santos mártires Ponciano, papa, e Hipólito, presbítero, que fueron deportados juntos a Cerdeña, y con igual condena, adornados, al parecer, con la misma corona, fueron

Leer más

Santa Juana Francisca Frémiot de Chantal, religiosa, que, siendo primero madre de familia, tuvo como fruto de su cristiano matrimonio seis hijos, a los que

Leer más

Memoria de santa Clara, virgen, que, como primer ejemplo de las Damas Pobres de la Orden de los Hermanos Menores, siguió a san Francisco, llevando

Leer más