Santoral

San Agustín

Memoria de san Agustín, obispo y doctor eximio de la Iglesia, el cual, después de una adolescencia inquieta por cuestiones doctrinales y libres costumbres, se convirtió a la fe católica y fue bautizado por san Ambrosio de Milán. Vuelto a su patria, llevó con algunos amigos una vida ascética y entregada al estudio de las Sagradas Escrituras. Elegido después obispo de Hipona, en África, siendo modelo de su grey, la instruyó con abundantes sermones y escritos, con los que también combatió valientemente contra los errores de su tiempo e iluminó con sabiduría la recta fe († 430).

Otros santos del día:

• En Roma, en el cementerio de Basila, en la vía Salaria Antigua, san Hermes, mártir, del que dice el papa san Dámaso, Grecia lo envió y Roma lo retuvo después de padecer por el santo nombre de Cristo († s. III).

• En Constanza, de Suabia, actualmente en Alemania, conmemoración de san Pelagio, mártir († hacia el s. III).

• En Brivet, en el territorio de los arvernios, en Aquitania, hoy en Francia, san Julián, mártir. La tradición refiere que, habiendo ido, por consejo de san Ferreolo, a aquel territorio en tiempo de persecución, alcanzó allí la palma del martirio († hacia el s. III).

• En Constantinopla, hoy en Estambul, en Turquía, san Alejandro, obispo, cuyas apostólicas súplicas, según escribe san Gregorio Nazianceno, lograron vencer al jefe de la herejía arriana († hacia el año 336).

• En Cartago, hoy día en Túnez, san Restituto, obispo, en cuya festividad pronunció san Agustín un sermón al pueblo hablando de él († hacia el año 360).

• En Sarsina, en la Romagnola, hoy en la Emilia Romana, región de Italia, san Vicinio, primer obispo de esta ciudad († s. IV/V).

• En Saintes, en la Galia, actualmente en Francia, san Viviano, obispo († s. V).

• En Egipto, san Moisés Etíope. Después de haber sido un conocido ladrón, se hizo anacoreta, convirtió a muchos de los suyos y los llevó con él al monasterio († hacia el año 400).

• En Sevilla, en la región hispánica de Andalucía, santa Florentina, virgen, a la que, por su gran conocimiento de las disciplinas eclesiásticas, sus hermanos Isidoro y Leandro le dedicaron tratados de alta doctrina († s. VII).

• En Londres, en Inglaterra, beatos mártires Guillermo Dean, presbítero, y sus siete compañeros, que, durante el reinado de Isabel I, en el mismo día, aunque en distintos o cercanos lugares de la ciudad, consumaron en la horca su martirio († 1588).

• En Lancaster, también en Inglaterra, san Edmundo Arrowsmith, presbítero de la Compañía de Jesús y mártir, oriundo del mismo ducado, que, después de pasar muchos años entregado al cuidado pastoral en su patria, por ser sacerdote y haber llevado a muchos a la fe católica, con la oposición de los mismos protestantes del lugar, murió en la horca durante el reinado de Carlos I († 1628).

• En Monterrey, en California, san Junípero (Miguel) Serra, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, que pasó por muchas dificultades y pesares predicando el Evangelio entre las tribus todavía paganas de aquella región, en su propia lengua, y defendió con gran valentía los derechos de los pobres y de los humildes († 1784).

• Cerca de la costa frente a Rochefort, en el litoral francés, beato Carlos Arnaldo Hanus, presbítero y mártir, que, encerrado en una nave destartalada en tiempo de la Revolución Francesa por ser sacerdote, débil de fuerzas y atacado prontamente por una enfermedad, consumó el martirio († 1794).

• En Barcelona, en España, santa Joaquina de Vedruna, madre de familia, que educó piadosamente a sus nueve hijos y, una vez viuda, fundó el Instituto de las Carmelitas de la Caridad, soportando con tranquilidad de ánimo toda clase de sufrimientos hasta su muerte, que ocurrió por contagio del cólera († 1854).

• En Alençon, en Francia, santa Celia María Guerin, madre de santa teresa del Niño Jesús († 1877).

• En Cizre, Turquía, beato Flaviano Michele Melki, presbítero de los Hermanos de San Efrén, eparquía de Jazira de los Sirios, muerto por odio a la fe († 1915).

• En la región de Valencia, en España, beatos mártires Juan Bautista Faubel Cano y Arturo Ros Montalt, padres de familia que, durante la persecución contra la Iglesia, recibieron la muerte por parte de los hombres, pero la vida eterna por parte de Dios († 1936).

• Cerca de la localidad de Vinalesa, en la misma región de España, beato Aurelio (José) Ample Alcaide, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos y mártir, que, en la misma persecución, dio un fruto de gloria a través de la prueba de su fe († 1936).

• En Elche de la Sierra, en Albacete, también en España, beato Mamerto Carchano Carchano, presbítero de la diócesis de Toledo y mártir, que, durante la misma persecución, confirmó con su sangre la plena fidelidad a Cristo († 1936).

• En la ciudad de Nawojowa Góra, en Polonia, beato Alfonso María Mazurek, presbítero y mártir, que, durante la guerra, por su confesión cristiana, recibió la muerte a manos de los invasores de su patria († 1944).

• En el convento carmelita de Ollur, en la India, santa Eufrasia Eluvathingal del Sagrado Corazón, religiosa profesa de la Congregación de las Hermanas de la Madre del Carmelo († 1952).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Días anteriores

San Antonio María Zaccaria, presbítero, fundador de la Congregación de los Clérigos Regulares de San Pablo o Barnabitas, para la reforma de las costumbres de

Leer más

Santa Isabel, reina de Portugal, admirable por su desvelo en conseguir que hiciesen las paces reyes enfrentados y por su caridad en favor de los

Leer más

Fiesta de santo Tomás, apóstol, que cuando los otros discípulos le anunciaron que Jesús había resucitado, no lo creyó, pero cuando Jesús le mostró su

Leer más

En Lecce, en la Apulia, también región de Italia, san Bernardino Realino, presbítero de la Compañía de Jesús, ilustre por su caridad y su benignidad,

Leer más