Santoral

San Matías

Fiesta de san Matías, apóstol, que siguió al Señor Jesús desde el bautismo de Juan hasta el día en que Cristo subió a los cielos, y por esta razón, después de la Ascensión del Señor, fue puesto por los apóstoles en el lugar que había ocupado Judas, el traidor, para que, formando parte del grupo de los Doce, fuese testigo de la resurrección.

Otros santos del día:

• En Asia, en la actual Turquía, san Máximo, mártir durante la persecución bajo el emperador Decio y de quien se dice que murió lapidado († hacia el año 250).

• En Cimiez, en la Provenza, actualmente en Francia, san Poncio, mártir († hacia el s. III).

• En Siria, santos Víctor y Corona, compañeros mártires († hacia el s. III).

• En la isla de Quío, en el mar Egeo, en la actual Grecia, san Isidoro, mártir, que, según la tradición, fue arrojado a un pozo († s. III).

• En Aquileia, en la región de Venecia, Italia, santos Félix y Fortunato, mártires, cuya ciudad honraron con su glorioso martirio († s. IV).

• En la isla de Cerdeña, región de Italia, conmemoración de las santas Justa y Enedina, mártires († s. III/IV).

• En Arvernia, hoy Clermont-Ferrand, en Aquitania, en Francia, san Abrúnculo, obispo, quien, expulsado de su sede de Langres por Gundebaldo, el rey de los burgundios, al llegar a Clermont fue elegido obispo de esta Iglesia († 488).

• También en Clermont-Ferrand, san Galo, obispo, tío paterno de san Gregorio de Tours, varón humilde y bondadoso († 551).

• En Lismore, en Irlanda, san Cartago, obispo y abad († 638).

• En el monasterio de Fontenelle, en Neustria, hoy Francia, san Eremberto, que, habiendo sido obispo de Tolouse, abrazó después la disciplina monástica († 674).

• En Santarem, en Portugal, beato Gil de Vaozéla, presbítero, que como profesor de medicina en París se entregó a una vida disoluta, pero, una vez convertido, ingresó en la Orden de Predicadores, en la que se esforzó en rechazar, con lágrimas, oración y sacrificios, todas las tentaciones († 1265).

• En la aldea de Saint Mary of the Woods, en Indianápolis, en los Estados Unidos de Norteamérica, santa Teodora (Ana Teresa) Guérin, virgen de la Congregación de las Hermanas de la Providencia, la cual, oriunda de Francia, residió y murió en esa pequeña ciudad. Era de naturaleza compasiva, y aún en medio de las mayores dificultades confió siempre en la divina providencia, preocupándose con solicitud de la naciente comunidad († 1856).

• En el lugar de Bétharram, cerca de Pau, en los Bajos Pirineos de Francia, san Miguel Garicoïts, presbítero, que fundó la Congregación de Presbíteros del Sagrado Corazón de Jesús († 1863)).

• En Nizza Monferrato, en el Piamonte, en Italia, santa María Dominica Mazzarello, fundadora, junto con san Juan Bosco, del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, dedicadas a la instrucción de niñas pobres. Sobresalió por su humildad, prudencia y caridad († 1881).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Días anteriores

Memoria de san Ambrosio, obispo de Milán y doctor de la Iglesia, que descansó en el Señor el día cuatro de abril, que en aquel

Leer más

San Nicolás, obispo de Mira, en Licia, hoy en Turquía, famoso por su santidad y por su intercesión ante el trono de la divina gracia

Leer más

Cerca de Jerusalén, san Sabas, abad, que, nacido en Capadocia, se retiró al desierto de Judea, en donde fundó un nuevo estilo de vida eremítica

Leer más

San Juan Damasceno, presbítero y doctor de la Iglesia, célebre por su santidad y por su doctrina, que luchó valerosamente de palabra y por escrito

Leer más