Santoral

Santa Áurea de Córdoba

En Córdoba, en la provincia hispánica de Andalucía, santa Áurea, virgen, hermana de los santos mártires Adolfo y Juan, la cual, en una de las persecuciones realizadas por los musulmanes fue llevada ante el juez y, asustada, negó la fe, pero luego, arrepentida, se presentó de nuevo ante el mismo juez y, repetido el juicio, se mantuvo firme, venciendo al enemigo al derramar su sangre por Cristo († 856).

Otros santos del día:

• Conmemoración de san Epafras, que trabajó mucho en Colosas, Laodicea e Hierápolis en la divulgación del Evangelio, y a quien san Pablo llama carísimo consiervo, concautivo y fiel ministro de Cristo.

• En Meros, en Frigia, en la actual Turquía, santos Macedonio, Teódulo y Taciano, mártires, que, siendo emperador Juliano el Apóstata, por orden del prefecto Almaquio, y después de sufrir muchos tormentos, fueron tumbados sobre parrillas al rojo vivo, consiguiendo así serenamente el martirio († hacia el año 362).

• En el monasterio de Annesis, cerca del río Iris, en el Ponto, en la actual Turquía, santa Macrina, virgen, hermana de los santos Basilio Magno, Gregorio de Nisa y Pedro de Sebaste, gran conocedora de las Sagradas Escrituras, que abrazó la vida solitaria y fue ejemplo admirable de amor a Dios y de alejamiento de las vanidades del mundo († 379).

• En Constantinopla, hoy Estambul, en Turquía, san Dío, por sobrenombre “Taumaturgo”, archimandrita, natural de Antioquía, que fue ordenado sacerdote en esta ciudad y en ella fundó un monasterio bajo la regla de los acemetas († principios del s. V).

• En Roma, en la basílica de San Pedro, san Símaco, papa, a quien los cismáticos amargaron la vida y murió como un auténtico confesor de la fe († 514).

• En Utrech, de Güeldres, en Lotaringia, actual territorio de Holanda, san Bernoldo o Bernulfo, obispo, que libró del dominio de los señores laicos a las iglesias y a los monasterios de su diócesis, fundó nuevas iglesias e introdujo los usos y costumbres cluniacenses en los monasterios († 1054).

• En el monasterio de Marienburg, en Franconia, actualmente en Alemania, beata Stilla, virgen consagrada, sepultada en la iglesia que ella misma había fundado († hacia el año 1140).

• En Foligno, en la Umbría, región de Italia, beato Pedro Crisci, el cual, distribuidos todos sus bienes entre los pobres, se puso al servicio de la catedral y llevó vida humilde y penitente en la torre de las campanas († hacia el año 1323).

• En Chester, en Inglaterra, san Juan Plessington, presbítero y mártir, que, habiendo sido ordenado sacerdote en Segovia, al volver a Inglaterra fue condenado por ello a la horca, siendo rey Jacobo II († 1679).

• En Lujiazhuang, pueblo cercano a Yingxian, en la provincia china de Hebei, san Juan Bautista Zhou Wurui, mártir, que, joven aún, confesó con franqueza ante los seguidores del movimiento de los Yihetuan que era cristiano, por lo cual, después de amputarle varios miembros, le remataron a golpes de hacha († 1900).

• En el lugar de Liucun, cerca de la ciudad de Renqin, también en Hebei, santos mártires Isabel Qin Bianzhi y su hijo, de catorce años, Simón Qin Chunfu, que, en la misma persecución, fuertes en la fe, vencieron la crueldad de sus enemigos († 1900).

• En el lugar de Borowikowszczyzna, en Polonia, beatos Aquiles Puchala y Hermann Stepien, presbíteros de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales y mártires, que, durante la ocupación militar de Polonia, su patria, bajo un régimen militar extranjero, fueron muertos por odio a la fe cristiana († 1943).

(Del Martirologio Romano)

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Días anteriores

Santa María Goretti, virgen y mártir, que, en una época infantil dura, donde se vio en la necesidad de ayudar a su madre en las

Leer más

San Antonio María Zaccaria, presbítero, fundador de la Congregación de los Clérigos Regulares de San Pablo o Barnabitas, para la reforma de las costumbres de

Leer más

Santa Isabel, reina de Portugal, admirable por su desvelo en conseguir que hiciesen las paces reyes enfrentados y por su caridad en favor de los

Leer más

Fiesta de santo Tomás, apóstol, que cuando los otros discípulos le anunciaron que Jesús había resucitado, no lo creyó, pero cuando Jesús le mostró su

Leer más