Parroquia

La Santísima Trinidad (Málaga)

Imagen del día

Para los cristianos no existen los hombres extraños. Nuestro prójimo es todo aquel que tenemos ante nosotros y que tiene necesidad de nosotros - Santa Edith Stein

Un creyente no puede cerrar los ojos ante las personas que están a su lado, sean ricas o pobres, sabias o ignorantes, sanas o enfermas, santas o pecadoras. Porque todas ellas son el prójimo al que estamos obligados a ayudar. Todas ellas son hermanas nuestras, hijas de nuestro Padre Dios, y sirviéndolas como nos ha ordenado el Señor que hagamos, estaremos cumpliendo con nuestra obligación y por ello seremos premiados.

¿Te ha gustado? Comparte este artículo

Días anteriores

Una persona que piensa en construir muros, cualquier muro, y no en construir puentes, no es un cristiano – Papa Francisco

Como cristianos estamos llamados a tender puentes con todos los que nos rodean. Por eso debemos destruir los muros interiores que nos impiden ver en

Leer más
La oración es el cimiento del edificio espiritual. La oración es omnipotente – San Josemaría Escribá

La vida de un cristiano no se entiende sin la oración. Es la fuerza que sostiene la fe. Siempre. En los momentos de debilidad nos

Leer más
Si tienes buena conciencia, siempre tendrás alegría – Beato Tomás Kempis

Cuando nuestros pensamientos o nuestros actos no son buenos, nos remuerde la conciencia. Nos sentimos intranquilos. Con pesadumbre. Tristes. En el fondo lo que nos

Leer más
No estamos llamados a vivir los unos sin los otros, por encima o contra los demás, sino los unos con los otros, por los otros y en los otros – Papa Francisco

No hemos sido colocados en la sociedad de la que formamos parte para vivir aislados. Ni para que gire todo en torno nuestro. El cristiano

Leer más
La Trinidad es por lo tanto Amor, amor completamente al servicio del mundo, al que quiere salvar y reconstruir – Papa Francisco

El misterio de la Santísima Trinidad es el misterio del amor total de un Dios que busca el bien de todos y cada uno de

Leer más
La justicia se defiende con la razón y no con las armas. No se pierde nada con la paz, y puede perderse todo con la guerra – San Juan XXIII

Como seguidores de Cristo estamos llamados a promover la paz. En todos los ambientes en los que nos movemos. Convencidos de que con el uso

Leer más