Homilía del Domingo

Enseñaba con autoridad

Mc 1, 21-28

DOMINGO IV T.O.

Ciclo B

Homilías anteriores

Sígueme

HOMILÍA DOMINGO XIII T.O-C (26 junio 2022) Lc 9, 51-62 En estas latitudes es tiempo de calor. Y con altas temperaturas lo que se apetece

Seguir leyendo »

Alimento del camino

HOMILÍA CORPUS CHRISTI-C (19 junio 2022) Los que ya hemos cumplido algunos años nos suena una canción muy antigua, uno de esos clásicos de la

Seguir leyendo »

Diferencias que unen

HOMILÍA SANTÍSIMA TRINIDAD-C (12 junio 2022) Jn 16, 12-15 Antiguamente, o no hace tanto tiempo, cuando intentar explicar la Santísima Trinidad nos resultaba complicado y

Seguir leyendo »

Enseñaba con autoridad

Cuando de pequeños nos preparaban para la Primera Comunión también nos enseñaban los Mandamientos de la Iglesia. El primero: “Oír Misa todos los domingos y fiestas de guardar”. Y si íbamos de viaje había que encajarlo todo para encontrar un templo donde poder participar. Me permitís la expresión si digo que Jesús hacía lo mismo pero a lo judío. Estando en Cafarnaún ese sábado no faltó a la sinagoga. Allí se puso a enseñar. No sabemos qué dijo, pero sí que a la gente le sonó diferente a cómo lo solían hacer los entendidos escribas; Jesús enseñaba con autoridad.

A nosotros nos puede recordar la película del “Exorcista”, pero era otra cultura y otra manera de hablar y entender los demonios. Había una persona con un espíritu inmundo que se rebeló contra Jesús. Sabía mejor que nadie quién era Jesús y que había venido a acabar con ellos. Pero Jesús vuelve a actuar con autoridad y lo expulsa. Todos se quedan estupefactos y se preguntan: “¿qué es esto?”. Ante Jesús, unos se rebelan y otros se quedan estupefactos.

¿A quién de nosotros no le gustaría vivir una experiencia similar a la que aconteció en esa sinagoga de Cafarnaún? ¿No desearíais escucharle hablando con autoridad y expulsando nuestros demonios? Por el contrario, ¿no serán muchos los creyentes que sólo oigan el silencio de Dios y que se sientan víctimas de una maldición?

Jesús sigue enseñando con autoridad. Sus palabras siguen teniendo la capacidad de provocar asombro y de hacer arder el corazón. Su Palabra permanece, pero requiere de personas que permanezcan a la escucha. Si nos hablara superando con creces los decibelios permitidos sería más fácil; pero lo hace como el rumor de una brisa suave. Y cuando deseas escuchar algo apenas audible te paras, prestas atención, sostienes el silencio hasta que percibes el mensaje. Pararse, prestar atención y sostener el silencio son las tres claves para volver a escuchar a Jesús enseñando con autoridad. El pararse se puede hacer incluso en medio de una actividad, pues no es quedarse quieto sino ponerse en disposición de que algo ocurra. El prestar atención es enterarnos de lo que vivimos en cada instante de la vida. El sostener el silencio es permanecer cuando parece que no habla hasta que rompa la música callada.

Jesús sigue expulsando a los demonios y a los espíritus inmundos. En su tiempo le llamaban de esta manera a realidades que la medicina no podía explicar o a aquello que se resistía y oponía a Dios. Entonces, ¿Jesús no podría expulsar a eso que parece que está pudiendo con la sanidad del planeta y se opone a la imagen de un Dios que nos cuida? No y sí. No si estamos pensando en la magia; en que sin saber cómo mañana al levantarnos ocurriera lo que todos deseamos. Sí si en tiempos de un mal bicho se incrementara nuestro deseo de ser buena gente. Sigue expulsando demonios cuando en tiempos de incertidumbres hay hombres y mujeres que encaran el miedo para cuidar de otras personas. Sigue derrotando a espíritus inmundos cuando hay un resto que sigue creyendo y luchando, al estilo de David contra Goliat, por un mundo donde todo se organice desde un principio básico: la dignidad de todo ser humano. Sigue haciéndole la guerra a los demonios cuando alguien se entrega a las negruras de la vida con la confianza abandonada de que la más oscura fuerza negativa está puesta al servicio del renacimiento de algo nuevo.

Hoy estás en Cafarnaún escuchando al Jesús que libera. ¿Te lo crees?

Homilías anteriores

Sígueme

HOMILÍA DOMINGO XIII T.O-C (26 junio 2022) Lc 9, 51-62 En estas latitudes es tiempo de calor. Y con altas temperaturas lo que se apetece

Seguir leyendo »

Alimento del camino

HOMILÍA CORPUS CHRISTI-C (19 junio 2022) Los que ya hemos cumplido algunos años nos suena una canción muy antigua, uno de esos clásicos de la

Seguir leyendo »

Diferencias que unen

HOMILÍA SANTÍSIMA TRINIDAD-C (12 junio 2022) Jn 16, 12-15 Antiguamente, o no hace tanto tiempo, cuando intentar explicar la Santísima Trinidad nos resultaba complicado y

Seguir leyendo »