Homilía del Domingo

Frágiles con capacidad infinita

Mt 6,1-6.16-18

MIÉRCOLES DE CENIZA

Ciclo C

Homilías anteriores

Auméntanos la fe

HOMILÍA DOMINGO XXVII T.O-C (2 octubre 2022) Lc 17, 5-10 El Evangelio de este domingo comienza con una petición muy clara de los discípulos a

Seguir leyendo »

Frágiles con capacidad infinita

HOMILÍA MIÉRCOLES CENIZA-C (Mt 6,1-6.16-18)

La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza. ¿Alguna vez te has detenido en esta palabra: “ceniza”? En nuestra vida ordinaria la empleamos en expresiones como: “No eches las cenizas al suelo”, “Tengo en casa las cenizas de un ser querido”, “La chimenea tiene mucha ceniza”. Y cada año adquiere un lugar central en la liturgia del mundo entero. Cuando llega ese día en las eucaristía suele haber mayor participación que de costumbre. Incluso muchos, al no poder participar, desean la imposición en otro momento. Y me da que tiene algo de mágico. De hecho los magos usan “polvos mágicos” para que salgan sus trucos. Pero la ceniza, en sí misma, solo tiene capacidad de manchar la frente o ensuciar el cabello. Su verdadero valor es el simbólico. Siendo algo tan humilde tiene un significado muy rico.

La persona que la impone nos puede decir dos frases. La primera: “Recuerda que eres polvo y en polvo te convertirás”. Y ahora te ofrezco otras tantas para que, si quieres, las consideres con tiempo y profundidad:

  • Recuerda que, aunque quieras, no eres autosuficiente, sino que necesitas de los demás.
  • Recuerda que, nada en en este mundo, puede defenderte de tu vulnerabilidad. Recuerda que por perfecto que te creas, eres fragilidad.
  • Recuerda que las seguridades más grandes en nada pueden desaparecer. Recuerda que, por mucho que hayas trabajado, lo que tienes se te ha dado. Recuerda que, por no controlar, no te controlas ni a ti mismo.
  • Recuerda que vives en un planeta frágil, fácilmente dañable por el maltrato, por una pandemia o por la guerra.
  • Recuerda que en polvo te convertirás y que todo tiene vocación de acabar en algún momento.

La segunda frase que te puede decir la persona que te impone la ceniza es: “Conviértete y cree en el Evangelio”. Y como con la anterior te ofrezco algunos puntos de interiorización.

  • Conviértete de ir por la vida sin enterarte de qué vives, de cómo lo vives y de cómo te afecta.
  • Conviértete de vivir en una cápsula donde solo estás tú y los que tú llamas “los tuyos”.
  • Conviértete de ir por la vida solo mirando en horizontal, considerando solo estar tranquilo, sano y con las necesidades cubiertas.
  • Conviértete de formas de pensar, de sentir y de mirar el mundo que te deshumanizan y deshumanizan el planeta.
  • Conviértete de la actitud de pensar que no puedes hacer nada ante lo que te sobrepasa.

Pero esto del conviértete necesita ser entendido desde la ceniza. Si hoy estamos aquí es porque deseamos convertirnos a Jesús, pero nos sentimos tan pequeños, frágiles y pobres como la ceniza. Humildemente pedimos ser convertidos y transformados.

Homilías anteriores

Auméntanos la fe

HOMILÍA DOMINGO XXVII T.O-C (2 octubre 2022) Lc 17, 5-10 El Evangelio de este domingo comienza con una petición muy clara de los discípulos a

Seguir leyendo »