Homilía del Domingo

Si te hace caso, has salvado a tu hermano

Mt 18, 15-20

DOMINGO XXIII T.O

Ciclo A

Homilías anteriores

Acuérdate de mí

HOMILÍA SOLEMNIDAD CRISTO REY-C (20 noviembre 2022) Lc 23, 25-43 Hoy celebramos la Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo. Y sigue siendo una paradoja que

Seguir leyendo »

Te espera en tu casa

HOMILÍA DOMINGO XXXI T.O-C (30 octubre 2022) Sb 11,22–12,2; Lc 19, 1-10 Hubo una vez un poeta cubano, José Martí, que escribió: «Debes amar el

Seguir leyendo »

Si te hace caso, has salvado a tu hermano

Imaginaos que tuvierais una película de vosotros recibiendo catequesis, o de cuando siendo pequeños asistíais a clase. Imaginaos que también tuvierais otra dando un grupo a adolescentes cuando vosotros erais más jóvenes. Pero imaginaos que nos pudiéramos hacer con una donde aparece Jesús formando a sus discípulos. Como no disponemos de ella, hemos de agradecer que tenemos el Evangelio. Poco a poco va transmitiendo a sus discípulos su experiencia de Dios y las entrañas del Reino. No sabemos si porque tocaba, o porque hubo algún hecho de por medio, se puso a hablarles de lo que nosotros hoy llamamos “corrección fraterna”.

Si somos hermanos, miembros de una misma familia de fe, la indiferencia no cabe. Tenemos responsabilidad con respecto al otro. Como diría el profeta Ezequiel (cfr. Ez 33), somos “atalaya”, y puente, y mediación del hermano/a para que siempre se encuentre con la verdad y ande en ella. ¿Qué hacer cuando alguien, por cualquier motivo, no actúa bien, no se sitúa correctamente, está y se está complicando la vida?

Jesús invita a actuar fraternal y responsablemente. Para ello es necesario superar dos tentaciones. La primera, el exceso de prudencia que nos lleva a la inacción. El segundo, la crítica fácil que nos desresponsabiiza y nos hace hablar ajenos a nosotros mismos. Actuar es acercarnos al otro/a, movido por el amor y el bien, para confrontarlo humildemente a la luz de la realidad.

Pero, ¿a quién le gusta que lo corrijan? Normalmente, sienta mal; y, por ello, es posible que no reaccionemos bien. Por eso Jesús les invita a buscar soluciones creativas: dos o más testigos; y, si no, la misma comunidad. Es no quedarnos tranquilos a la mínima dificultad. Más bien, movidos por el bien del hermano/a hacer lo que una madre haría para que comiera el niño inapetente.

Pero, ¿y si sigue sin hacer caso? Pues declararlo gentil o publicano. Lo dice uno al que llamaron “amigo de publicanos”. A las personas hay que marcarles sus límites, hacerlos conscientes de sus responsabilidades. En ocasiones hemos de tomar medidas; pero, ¿acaso no hay la posibilidad de cambio? Dejar a alguien las cosas claras, ¿es considerarlo un perdido? Pudiéramos ser nosotros también “amigos de publicanos”, tener siempre la puerta de la esperanza abierta a la posibilidad del cambio.

Jesús les dice que la comunidad tiene su autoridad, el poder de “atar y desatar” (como le dijo a Pedro). Y que en circunstancias difíciles de conflicto y reconciliación él siempre estaría con ellos; que la luz que necesitaran para poder vivir desde los valores del Reino estas situaciones duras no les faltaría, si así lo pidieran. Porque no van a faltar casos difíciles de afrontar. Éstos pertenecen a la vida misma. Pero lo que deseamos es poder afrontarlos en comunidad con la sensibilidad de Jesús. Comunidades que sueñen con el ideal del Evangelio; compuestas por personas conscientes de sus propias fragilidades; que entiendan que todo es un proceso que, cada cual, hace a su ritmo; que sepa acompañar a los que sobrepasan los límites de la lógica; que, al tiempo que ayuden a clarificar con la corrección fraterna, sostengan con la aceptación incondicional. Y, si llegado el momento, hubiera que llegar a la decisión drástica, que imploraran la luz del Espíritu para ser fieles a lo que piensan con la humildad de actuar sabiamente rectificando cuando hiciera falta.

Homilías anteriores

Acuérdate de mí

HOMILÍA SOLEMNIDAD CRISTO REY-C (20 noviembre 2022) Lc 23, 25-43 Hoy celebramos la Solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo. Y sigue siendo una paradoja que

Seguir leyendo »

Te espera en tu casa

HOMILÍA DOMINGO XXXI T.O-C (30 octubre 2022) Sb 11,22–12,2; Lc 19, 1-10 Hubo una vez un poeta cubano, José Martí, que escribió: «Debes amar el

Seguir leyendo »